Azurmalacita: Una roca compuesta por azurita y malaquita

Un hermoso material gema azul y verde compuesto por azurita y malaquita.

Cabujones de azurmalaca: Cabujones de azurmalaca que muestran bonitos patrones de azurita (azul) y malaquita (verde). Fueron cortados de material producido en la mina Morenci en Arizona. Estos cabujones fueron cortados de material de vetas finas y tienen un soporte de roca natural. Ambas cabinas tienen una altura de unos 25 milímetros.

¿Qué es la azurmalaca?

La azurmalacita es un material gema azul y verde compuesto por dos minerales de carbonato de cobre, la azurita (Cu3(CO3)2(OH)2) y la malaquita (Cu2(CO3)(OH)2). El nombre «azurmalacita» se obtuvo combinando los nombres de los minerales. El material también se conoce como «azurmalachita».

Relacionado: Aprenda más sobre la azurita y la malaquita

La azurmalaca puede ser un material muy atractivo que muestra bandas, patrones concéntricos y moteados irregulares en verdes y azules vivos. Tiene uno de los patrones de color más llamativos de todo el mercado de piedras preciosas.

Azurmalacita moteada: Un taxi que muestra una mezcla moteada de azurita y malaquita de una localidad desconocida. La azurita suele ser sustituida por malaquita cuando las condiciones geoquímicas cambian en el subsuelo. Esto a menudo resulta en una apariencia moteada en lugar de una banda distinta u otros patrones.

Ocurrencia geológica de la azurmalaca

La azurmalaca es una roca que se forma a poca profundidad en la zona de oxidación por encima de los depósitos de cobre. Las aguas ligeramente ácidas que contienen cobre se filtran hacia abajo a través de las fracturas y los espacios porosos de la roca. Durante su descenso se encuentran con un entorno geoquímico que permite la precipitación de minerales de carbonato, y es ahí donde se forma la azurmalacita.

La roca huésped suele ser una roca carbonatada, como la caliza o el mármol. Éstas neutralizan las aguas ligeramente ácidas y facilitan la precipitación del cobre disuelto en forma de minerales de carbonato en fracturas, cavidades y espacios porosos.

La azurmalaca es un material relativamente raro. Se forma cuando el entorno geoquímico local alterna entre las condiciones necesarias para formar azurita y las necesarias para formar malaquita. Un corte a través de una pieza de azurmalacita revela esta historia geoquímica en sus bandas alternas de hermoso verde y hermoso azul.

Gran parte de la azurmalaca que se vende hoy en día se extrae en el suroeste de Estados Unidos, Francia o Namibia. No hay minas desarrolladas sólo para producir azurmalaca; en cambio, la azurmalaca es un subproducto de otras actividades mineras. A veces se encuentran pequeñas cantidades en excavaciones poco profundas por encima de donde se van a extraer minerales de cobre.

En algunas grandes minas de cobre, se encuentran bolsas de materiales preciosos, como malaquita, azurita o turquesa, mientras se extraen las rocas por encima del yacimiento principal. En algunas de estas minas, los operadores recuperan los materiales gema; trasladan unos cuantos camiones de roca de esa zona a un vertedero donde se puede prospectar; o permiten que contratistas externos entren en la mina, retiren rápidamente el material potencial y se quiten de en medio lo antes posible. Otras minas se centran en el objetivo principal de extraer cobre, por lo que una interrupción para producir una bolsa de materiales gema es más un gasto que una oportunidad. A menudo se pierden grandes especímenes minerales y gemas por conveniencia y rentabilidad.

Propiedades físicas de la azurmalaca

Propiedades de la azurmalaca

La azurmalaca es relativamente fácil de identificar observando algunas propiedades: 1) la azurita y la malaquita tienen colores verdes y azules espectaculares que se ven en muy pocos otros minerales; 2) ambos minerales contienen cantidades significativas de cobre, lo que les da una gravedad específica (de 3,6 a 4,0) que es mucho más alta que la de la roca media; 3) ambos minerales son muy blandos (de 3,5 a 4 en la escala de dureza de Mohs); 4) ambos minerales tienen una escisión perfecta en una dirección; y, 5) ambos minerales reaccionan con una efervescencia evidente en contacto con ácido clorhídrico diluido.

Azurmalacita en bandas: Un par de cabos de azurmalacita en bandas que muestran el típico bandeado de la malaquita verde y los huecos entre ellos rellenos de azurita azul oscura.

Usos de la Azurmalacita

La azurmalacita es muy bella y por ello se puede utilizar para hacer espectaculares joyas y pequeños objetos ornamentales. Es un material blando que se raya fácilmente. Además, tiene una hendidura perfecta en una dirección y carece de dureza. Por estas razones, la azurmalacita se utiliza mejor en artículos de joyería, como pendientes, alfileres y colgantes, y otros artículos que recibirán muy poco impacto o abrasión.

Es una buena idea montar la azurmalacita en engastes protectores que rodeen la piedra. Las joyas y las piedras sin montar deben guardarse en bolsas o compartimentos separados para evitar daños por abrasión.

Desgraciadamente, la azurmalquita no es una buena piedra para anillos. Si se usa a diario, muestra rápidamente abrasiones y puede romperse incluso por un ligero impacto. Por estas mismas razones, es una mala elección para usar en pulseras o para hacer cuentas.

Algunas azurmalachitas son tratadas para mejorar su durabilidad. El material es poroso y puede impregnarse de resina. La resina endurece la superficie de la piedra y la hace menos vulnerable a los arañazos o a las roturas.

Los trozos gruesos de azurmalacita en bruto se pueden cortar en láminas para hacer cabujones. Los cortes realizados a través de una pieza en bruto extraída de las paredes de una fractura pueden mostrar la secuencia de bandas minerales que se acumularon en las paredes de la fractura. El corte a través de una orientación diferente puede producir orbes y patrones de encaje.

En muchos yacimientos, una gran cantidad de azurmalacita se encuentra en fracturas muy finas que tienen menos de un centímetro de ancho. Este material se corta cuidadosamente para obtener pequeñas placas que muestran azurmalacita sólida en un lado y una base de roca de pared en el otro. Estas losas pueden ser cortadas en cabujones que tienen un hermoso lado de azurmalacita para su exhibición y un lado de roca de la pared para la estabilidad. Los cabujones de la imagen de la parte superior de la página fueron cortados de esta manera y tienen un fondo de roca natural.

A veces se utilizan losas finas de azurmalacita maciza para producir «dobletes». Se trata de cabujones hechos pegando una losa fina de azurmalacita a una pieza fina de material duradero, como la calcedonia o el jade, y luego cortando un cabujón con la parte superior de azurmalacita. Esto produce un hermoso cabujón que es más duradero con un costo menor.

Related Stories

Llegir més:

Coleccionar meteoritos | ¿Cuánto valen los meteoritos?

UNA GUÍA PARA COLECCIONAR Y EL MERCADO DE METEORITOS El cuarto...

Ópalos etíopes – Ópalo precioso, de fuego y común

El "ópalo de Welo" recibe su nombre de la provincia de Wollo, en...

Sonora Sunrise / Sunset: Un paisaje de cuprita y...

Una roca de cuprita y crisocola que hace cabujones de cielo rojo sobre...

Ópalo morado mexicano: Un ópalo común conocido como Morado.

Una variedad púrpura de ópalo común del centro de México Ópalo...

Sal de roca: Una roca sedimentaria compuesta por el...

Una roca sedimentaria compuesta por el mineral halita. Sal de...

Malaquita: Usos y propiedades del mineral y de la...

Utilizada como mineral de cobre, como pigmento, como piedra preciosa y como material...