Características de las rocas ígneas y volcánicas

Características de las rocas y del relieve producidas por el enfriamiento de la lava y el magma.

Aunque todas las rocas ígneas se forman a partir de la solidificación de material fundido, pueden tener aspectos y características muy diferentes según la composición del material original y el lugar exacto en el que se haya enfriado. A continuación se puede encontrar información adicional sobre las rocas ígneas y las formas volcánicas que se muestran en este diagrama.

Introducción

Las rocas ígneas se forman a partir de la solidificación de material rocoso que estuvo fundido. Cuando este material fundido se encuentra en el subsuelo penetrando en otras rocas, se llama magma, y la roca solidificada se denomina intrusiva. Por el contrario, el material fundido que ha entrado en erupción en la superficie de la Tierra recibe el nombre de lava, que se enfría para formar lo que los geólogos llaman rocas extrusivas (o volcánicas).

Tabla de contenidos

Dado que la erosión puede eliminar gradualmente decenas de miles de metros de rocas que recubren las formaciones intrusivas, en la superficie de la Tierra pueden observarse tanto rocas extrusivas como intrusivas, a veces muy próximas. En el diagrama anterior, el dique y el cuello volcánico -a pesar del nombre de este último- son elementos intrusivos, mientras que la fisura, las coladas de lava y el cono volcánico son extrusivos.

Dado que los distintos tipos de elementos ígneos se forman en condiciones diferentes, cada uno de ellos ofrece pistas tentadoras sobre las condiciones en las que se solidificó.

Algunos de los rasgos ígneos más comunes son:

Flujo de lava

Vista aérea de un flujo de lava de bajo contenido en sílice visto en erupción en el Mauna Loa de Hawai en 1984. Foto de dominio público de RBM, U.S. Geological Survey Hawaiian Volcano Observatory.

Flujo de lava

Los flujos de lava son corrientes de lava que salen de un respiradero o fisura volcánica. La rapidez con la que se mueven los flujos de lava, y la distancia que alcanzan, depende del tipo de magma que esté en erupción. Los magmas de color oscuro que contienen relativamente poco sílice (SiO2), como los observados en Hawai, pueden desplazarse más lejos y más rápido que los magmas de color claro, que suelen ser mucho más pegajosos. Las coladas de lava pueden ser muy destructivas, enterrando y quemando todo lo que encuentran a su paso.

Los geólogos también utilizan el término flujo de lava para describir la roca que finalmente se solidifica a partir de la lava fundida que fluye. El basalto es un ejemplo de roca ígnea extrusiva formada por lava de color oscuro. La riolita es un ejemplo de roca ígnea extrusiva formada por lava de color claro.

Fisura

La lava sale de una fisura en el campo de lava de Holuhraun, en el norte de Islandia. Derechos de autor de la imagen iStockphoto / GISBA.

Fisura

Una larga grieta en la superficie de la Tierra de la que sale lava se llama fisura. Este tipo de actividad volcánica se denomina «erupción de fisura». Suele producirse en lugares donde entran en erupción magmas oscuros con bajo contenido en sílice, como los campos de lava de Holuhraun, en Islandia, y el volcán Kilauea, en Hawai.

Cuello volcánico

Llamada así por su parecido con la silueta de un barco de vela, la Roca del Barco es un cuello volcánico situado en el lugar donde se encontraba el principal tubo de alimentación de un volcán mayor. La característica rocosa en forma de pared que irradia hacia fuera desde el cuello volcánico es un dique (ver abajo). Derechos de autor de la imagen iStockphoto / Emre Corbaci.

Cuello volcánico

Esta forma del terreno, también llamada tapón volcánico, se crea cuando el magma se solidifica dentro de un conducto que lleva a un volcán o a una chimenea volcánica. Como la roca resultante suele ser más dura que el material en el que se introduce, queda en pie después de que la roca circundante, más blanda, se haya erosionado. Por ello, esta característica suele denominarse «garganta» de un volcán. Un ejemplo clásico es Ship Rock, un cuello volcánico en la Reserva Navajo que se eleva casi 1.600 pies sobre el desierto cerca de Farmington, Nuevo México.

Aunque el uso de «volcánico» en el nombre sugiere que los cuellos volcánicos son rasgos extrusivos, están formados por rocas ígneas intrusivas.

Cono volcánico

Sunset Crater, un cono volcánico de 1.000 pies de altura en el norte de Arizona, es la pieza central del Monumento Nacional Sunset Crater. Foto de dominio público del Servicio de Parques Nacionales.

Cono volcánico

Los conos volcánicos son colinas o montañas de lados escarpados construidas con capas de flujos de lava en erupción y fragmentos de rocas volcánicas que se han apilado alrededor de un respiradero central. Como su nombre indica, suelen tener forma cónica y pueden ser de color claro u oscuro. Existen tres tipos de conos volcánicos: 1) conos de ceniza, conos compuestos y volcanes en escudo.

El cráter Sunset, en el norte de Arizona, es un ejemplo de un cono de cenizas tan joven que los agricultores locales casi seguro que lo vieron entrar en erupción hace unos 900 años.

Tubo volcánico

El conducto principal por el que sube el magma en un volcán se llama tubo volcánico.

Tubo volcánico

Un tubo volcánico es un conducto vertical situado bajo un volcán por el que antes pasaba el magma en su viaje desde la cámara magmática hasta el lugar de la erupción. Con el tiempo, los conductos volcánicos suelen obstruirse con magma solidificado y otras rocas volcánicas, dejando una formación dura y de forma cilíndrica. Estas características pueden variar en anchura desde varios metros hasta aproximadamente media milla.

Cámara de magma

Las zonas en las que se acumula material rocoso fundido bajo tierra se denominan cámaras de magma. Pueden ser el origen de rocas ígneas tanto extrusivas como intrusivas.

Cámara de magma

Una cámara de magma es una piscina de material rocoso fundido situada bajo la superficie de la Tierra. Durante largos periodos de tiempo, las cámaras de magma pueden cristalizar en grandes formaciones de roca ígnea intrusiva llamadas batolitos. Las cámaras magmáticas pueden ser la fuente tanto de magma como de lava.

Una cámara magmática inactiva se enfría lentamente con el tiempo. Este enfriamiento lento permite que el magma cristalice en una roca ígnea de grano grueso. El granito, el gabro y la diorita son ejemplos de rocas que pueden formarse durante la cristalización de una cámara magmática.

Lopolito

Los lopolitos son intrusiones de rocas ígneas con suelos en forma de cuenco y cimas planas o en forma de cuenco.

Lopolito

Un lopolito es una gran intrusión ígnea estratificada que se distingue por la forma de cuenco convexa hacia abajo de su suelo y cuya parte superior puede ser plana o convexa hacia abajo.

Sill

El sill cerca de la cima de la Montaña del Ingeniero de Colorado muestra grietas verticales que se formaron al enfriarse esta roca ígnea. Fotografía de Daniel Weber.

Filo

Un filo es una masa de roca ígnea plana, en forma de lámina, que se forma cuando el magma intruye y cristaliza entre las capas de roca preexistentes. Los umbrales pueden formarse a partir de magmas con distintos contenidos de sílice. Estas características pueden variar desde menos de una pulgada hasta cientos de pies de espesor y pueden extenderse por muchos kilómetros.

La masa tabular de traquita de cuarzo cerca de la cima de Engineer Mountain, cerca de Silverton, Colorado, es un ejemplo bien conocido de un umbral.

Stock

Los stocks son pequeñas intrusiones ígneas con menos de 40 millas cuadradas expuestas en la superficie de la Tierra.

Stock

Una intrusión ígnea relativamente pequeña que se forma cuando el magma cristaliza bajo tierra. Aunque el levantamiento y/o la erosión pueden desenterrar posteriormente parte de un stock, este rasgo se define por tener menos de 40 millas cuadradas (100 kilómetros cuadrados) expuestas en la superficie.

Dike

El contraste de color entre las rocas sedimentarias rojas y las rocas ígneas oscuras destacan este famoso dique por encima de Hance Rapid en el Parque Nacional del Gran Cañón. Derechos de autor de la imagen iStockphoto / tonda.

Dique

Intrusión ígnea tabular que atraviesa otras rocas (estratificadas o no) en un ángulo pronunciado. Los diques pueden aparecer solos o en conjuntos y pueden estar formados por rocas claras (de alto contenido en sílice) u oscuras (de bajo contenido en sílice), o cualquier composición intermedia. Uno de los ejemplos más fotografiados es el del Gran Cañón, donde un dique oscuro atraviesa finas capas de pizarra roja sobre un rápido de aguas bravas.

Lacolito

Rocas oscuras subyacen a las espirales ígneas intrusivas de color claro del macizo de Torres del Paine, que los glaciares esculpieron a partir de un laccolito de 12,6 millones de años. Crédito: Terri Cook y Lon Abbott.

Lacolitos

Los lacolitos son formaciones rocosas ígneas intrusivas que se distinguen por sus características formas de lente. Estos rasgos se forman cuando la presión del magma que intruye entre las capas preexistentes hace que las rocas suprayacentes se aboquen, creando una forma de seta. Uno de los ejemplos más espectaculares del mundo de un laccolito se encuentra en el Parque Nacional Torres del Paine de Chile.

Batholith

La mayor parte de la cordillera de Sierra Nevada en California, incluido el Parque Nacional de Yosemite, forma parte de un enorme batolito de 300 millas de longitud. Derechos de autor de la imagen iStockphoto / Andrei Stanescu.

Batolito

Intrusión ígnea relativamente grande que se forma cuando el magma se cristaliza en el subsuelo y posteriormente queda parcialmente expuesto tras el levantamiento y/o la erosión. Por definición, los batolitos tienen más de 40 millas cuadradas (100 kilómetros cuadrados) de exposición en la superficie. El corazón de las montañas de Sierra Nevada, en California, está tallado en un batolito granítico emplazado hace entre 120 y 85 millones de años.

Sobre el autor: Terri Cook

Crecer en un hogar cuya piedra angular era un meteorito inspiró a Terri a convertirse en una galardonada escritora de viajes y ciencia. Geóloga de formación y miembro de la Society of American Travel Writers y de la National Association of Science Writers, Terri teje historias precisas y atractivas para una gran variedad de clientes y medios, como el U.S. Geological Survey, Eos, Scientific American y Lonely Planet. Terri también es autora o coautora de cinco libros, entre ellos Hiking the Grand Canyon’s Geology, Geology Underfoot in Northern Arizona y Geology Underfoot Along Colorado’s Front Range. Es becaria de la Asociación de Periodistas de la Salud en 2019, becaria de periodismo científico de la EGU en 2016 y becaria de comunicación científica de la Sociedad Geológica de América en 2019-2020.

Related Stories

Llegir més:

Coleccionar meteoritos | ¿Cuánto valen los meteoritos?

UNA GUÍA PARA COLECCIONAR Y EL MERCADO DE METEORITOS El cuarto...

Ópalos etíopes – Ópalo precioso, de fuego y común

El "ópalo de Welo" recibe su nombre de la provincia de Wollo, en...

Sonora Sunrise / Sunset: Un paisaje de cuprita y...

Una roca de cuprita y crisocola que hace cabujones de cielo rojo sobre...

Ópalo morado mexicano: Un ópalo común conocido como Morado.

Una variedad púrpura de ópalo común del centro de México Ópalo...

Sal de roca: Una roca sedimentaria compuesta por el...

Una roca sedimentaria compuesta por el mineral halita. Sal de...

Malaquita: Usos y propiedades del mineral y de la...

Utilizada como mineral de cobre, como pigmento, como piedra preciosa y como material...