Coquina: Piedra caliza compuesta casi en su totalidad por restos fósiles

Una caliza porosa compuesta casi en su totalidad por restos fósiles.

Coquina: Coquina recogida en Florida. Este espécimen mide aproximadamente 9 centímetros de diámetro. Foto de dominio público de Mark A. Wilson del Departamento de Geología, The College of Wooster. Haga clic para ampliar.

¿Qué es la coquina?

La coquina es una roca sedimentaria compuesta casi en su totalidad por restos fósiles de tamaño arenoso. Los fósiles suelen ser conchas y fragmentos de conchas de moluscos o gasterópodos. Los restos de conchas de braquiópodos, trilobites, corales, ostrácodos y otros invertebrados están presentes en muchas coquinas. Los restos fósiles de la coquina se componen de carbonato de calcio, lo que convierte a la coquina en una variedad de piedra caliza.

La coquina contiene muy poco limo o partículas del tamaño de la arcilla, y sus fragmentos fósiles están ligeramente cementados. Esto la convierte en una roca extremadamente porosa que puede servir como acuífero para el suministro de agua comunitario y privado. También puede servir como depósito de petróleo y gas natural. La coquina se utiliza a veces como material de construcción, pero sólo cuando no se dispone de otros materiales de mayor resistencia física y durabilidad.

Afloramiento de coquina: Este afloramiento de coquina se encuentra en el Parque Estatal Washington Oaks Gardens, cerca de Palm Coast, Florida. Imagen de Creative Commons por Ebyabe. Haga clic para ampliarla.

¿Dónde se forma la coquina?

La mayor parte de la coquina se forma en aguas costeras poco profundas, donde la acción de las olas y las corrientes aportan un suministro constante y abundante de restos fósiles de tamaño arenoso. Las olas y las corrientes deben ser lo suficientemente fuertes como para eliminar por completo las partículas de arcilla y limo, pero no tan fuertes como para que la acumulación de restos fósiles de tamaño arena sea erosionada.

La mayoría de los sedimentos que forman coquinas se encuentran en aguas marinas tropicales o subtropicales porque es allí donde es más probable que se produzca un suministro abundante de restos fósiles. Suelen formarse a lo largo de las playas oceánicas, las islas de barrera, las barras marinas poco profundas o los canales de marea. En estos entornos de depósito, la unidad de roca puede desarrollar estructuras sedimentarias que incluyen: lechos, lechos cruzados, marcas de ondulación, etc. Se conocen algunos depósitos de coquina en entornos de agua dulce que incluyen orillas de lagos y canales fluviales.

A lo largo de las costas de Florida y Carolina del Norte se encuentran importantes depósitos de coquina. También se encuentran en las costas de Australia, Brasil, México y el Reino Unido.

Después de la deposición, el carbonato de calcio suele precipitar dentro del sedimento. Esto puede ser en forma de un cemento que une los restos fósiles. Esta «cementación» es el paso esencial que transforma un sedimento en una roca sedimentaria.

Rocas relacionadas con la coquina: Esta tabla muestra el tamaño de grano y la porosidad de las rocas que están relacionadas con la coquina.

Rocas relacionadas con la coquina

Sobre la base del tamaño de grano y las características de la matriz, se pueden distinguir tres tipos de rocas sedimentarias relacionadas con la coquina: coquinita, microcoquina y caliza coquinoide. Éstas se resumen en el cuadro de clasificación adjunto y en las descripciones siguientes:

Composición mineral y química

La coquina y las rocas sedimentarias relacionadas están compuestas principalmente por carbonato cálcico. Cuando los depósitos son geológicamente jóvenes, gran parte del carbonato cálcico está en forma de aragonito, ya que es lo que los moluscos y los gasterópodos utilizan para construir sus conchas. Sin embargo, durante la diagénesis el aragonito se transforma en calcita.

Castillo de San Marcos es un fuerte en forma de estrella con gruesos muros construidos con bloques de coquina. Construido en 1672, sobrevivió a ataques y asedios gracias a la capacidad de los muros de absorber balas de cañón en lugar de romperse y desmoronarse en fragmentos. El fuerte sigue en pie y es un ejemplo de cómo un material de construcción que normalmente se rechaza puede ser superior para ciertos tipos de uso. Derechos de autor de la imagen iStockphoto / felixmizioznikov. Haga clic para ampliar.

Usos de la coquina

La coquina tiene varios usos. Como unidad de roca del subsuelo con una alta porosidad y permeabilidad, la coquina puede servir como acuífero de aguas subterráneas o como roca de reserva para el petróleo y el gas natural. Estos son los usos económicos más significativos de la coquina.

La piedra triturada de coquina se ha utilizado en la construcción de carreteras sin pavimentar. Drena bien; sin embargo, el peso del tráfico aplasta gradualmente la roca, lo que requiere una reposición constante. La coquina triturada también se ha utilizado como material de base en muchos proyectos de construcción en los que la resistencia a la abrasión y la capacidad de soportar peso no eran importantes.

Los bloques de coquina se han utilizado para construir muros, pequeños edificios y monumentos. En estos usos, la coquina puede durar décadas, pero finalmente se desmorona y falla. Este fallo puede retrasarse si la roca se sella con un revoque o un enlucido.

Como material de construcción, la coquina no suele cumplir las especificaciones de durabilidad. La roca tiene una alta porosidad, y los granos están mal cementados. Esto le da una baja resistencia a la compresión y a la abrasión. Esto suele descalificar a la coquina para su uso como piedra de construcción y como agregado de construcción.

Una excepción interesante es el rendimiento de la coquina utilizada para construir el Castillo de San Marcos, un fuerte español construido en 1672 en la orilla occidental de la bahía de Matanzas, en San Agustín, Florida. Cuando los barcos ingleses intentaron tomar el fuerte por asalto en 1702, sus balas de cañón se incrustaron en los gruesos bloques de coquina en lugar de romperlos en una lluvia de fragmentos mortales. Esta propiedad de la coquina permitió al fuerte resistir el ataque de 1702, otro ataque en 1740, y el fuerte en forma de estrella sigue en pie hoy en día.

Related Stories

Llegir més:

Coleccionar meteoritos | ¿Cuánto valen los meteoritos?

UNA GUÍA PARA COLECCIONAR Y EL MERCADO DE METEORITOS El cuarto...

Ópalos etíopes – Ópalo precioso, de fuego y común

El "ópalo de Welo" recibe su nombre de la provincia de Wollo, en...

Sonora Sunrise / Sunset: Un paisaje de cuprita y...

Una roca de cuprita y crisocola que hace cabujones de cielo rojo sobre...

Ópalo morado mexicano: Un ópalo común conocido como Morado.

Una variedad púrpura de ópalo común del centro de México Ópalo...

Sal de roca: Una roca sedimentaria compuesta por el...

Una roca sedimentaria compuesta por el mineral halita. Sal de...

Malaquita: Usos y propiedades del mineral y de la...

Utilizada como mineral de cobre, como pigmento, como piedra preciosa y como material...